domingo, 29 de agosto de 2010

5/5 PERSONAJES HISTORICOS: EL DISCURSO



En esta secuencia se abordarán los contenidos que te permitirán desarrollar tus habilidades para exponer ante un público. Realizarás entrevistas de acuerdo con el tema integrador para conocer la opinión de la gente sobre los diferentes personajes históricos que participaron en el bicentenario y centenario de la independencia y revolución mexicana. Así mismo expondrás un discurso empleando las cualidades para la exposición oral.

4/5 LIBRETAS Y PAÑALES: ESTRATEGIAS DE REDACCION.



En esta secuencias realizarás el análisis de los Modos Discursivos a partir de una serie de textos que te permitirán reflexionar en el Embarazo en los adolescentes para abordar el tema integrador Libretas y Pañales. Así mismo se propiciará que los estudiantes apliquen estrategias para la redacción del discurso escrito.

Los contenidos que se revisarán en esta secuencia son: Análisis de modos discursivos, El Párrafo, y Estrategias de redacción.

Material y lecturas:




video



LECTURAS:

TEXTO 1

http://www.mexfam.org.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=65:el-embarazo-de-las-adolescentes-en-mexico&catid=50:blog-direccion-general&Itemid=81

El embarazo de las adolescentes en México

Correo electrónicoImprimirPDF

Dr. Vicente Díaz Sánchez
Director General de Mexfam®
Gaceta Médica de México
Vol. 139 Suplemento 1
Julio - Agosto 2003
S23-S28

Resumen

Uno de cada seis nacimientos en el país, ocurre en mujeres menores de 19 años. El embarazo en la adolescencia se considera desde el punto de vista médico y social como una situación de riesgo para la salud y el desarrollo personal de la madre, su hijo o hija y su pareja. Aunque no se tienen cifras fidedignas, se estima que un gran porcentaje de los nacimientos que ocurren en menores de edad son embarazos no planeados y probablemente no deseados. Aun cuando los adolescentes tienen información sobre los métodos anticonceptivos y su forma de uso, solo la mitad de los jóvenes sexualmente activos usa algún tipo de anticonceptivo.

Por otra parte la demanda insatisfecha de anticoncepción es mucho mayor en la población adolescente que en cualquier otro grupo etario. Para poder aprovechar el momento histórico que vive el país, donde un gran porcentaje de su población es gente joven con potencial de desarrollo social y económico, es indispensable que se aumente la edad al primer embarazo, que aumente el intervalo entre los embarazos, que se incremente la oferta de métodos anticonceptivos a la población adolescente y que se promuevan de manera decidida los derechos sexuales y reproductivos de toda la población y de los adolescentes en particular.

Palabras clave: Adolescentes, embarazo no deseado, anticoncepción.

Introducción

La población adolescente de México representa un quinto de la población en el país, lo que supone la oportunidad de desarrollo social y económico que garantice el crecimiento sustentable de la nación. Para que se cumpla este supuesto es indispensable que el capital humano se prepare tanto en el aspecto académico como en el humanista. La adolescencia es una etapa de la vida de grandes oportunidades pero también es altamente vulnerable, las decisiones sobre la conducta sexual y reproductiva son trascendentes para el desarrollo futuro de los individuos, de sus hijos e hijas y de sus parejas. El embarazo no planeado es una de las amenazas para el desarrollo integral de los y las adolescentes, ya que esta situación no esperada puede poner en peligro la salud de la mujer y retrasar o suspender los procesos de capacitación para la vida y para el trabajo productivo. Si bien el ejercicio de la sexualidad es un derecho humano, este debe de hacerse con responsabilidad para uno mismo, la pareja y los hijos presentes y futuros. En este artículo se describen las características socio-demográficas de la población adolescente de México, sus relaciones de pareja, el ejercicio de la sexualidad y sus consecuencias. Todo esto se analiza con un enfoque de salud, y tomando como base los datos más recientes de encuestas y proyecciones socio-demográficas.

¿Que es la adolescencia?

Los adolescentes y los jóvenes son dos términos que se emplean en forma indistinta para denominar en forma coloquial a las personas que han dejado de ser infantes, pero que aún no alcanzan la edad adulta. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud,1 los adolescentes son personas que están en el grupo de edad de 10 a 19 años, y los jóvenes comprenden las edades de 10 a 24 años. Se estima que hay 1,200 millones de adolescentes y 1,700 millones de jóvenes en el mundo. El término adolescente en el contexto social es interpretado de forma diferente por las diversas sociedades. En general se considera que la adolescencia es la etapa de transición entre la niñez y la edad adulta, comprendida entre los 10 y 19 años, durante la cual se presenta la madurez sexual. Comúnmente se hace referencia a la adolescencia como el periodo de ajuste psicosocial del individuo en su paso de niño a adulto y se aplica el término pubertad para definir los cambios correspondientes al crecimiento y maduración sexual.

La adolescencia es un período de grandes oportunidades y de grandes riesgos. En el contexto social y de salud, se considera como una etapa donde los individuos son altamente vulnerables.

Los adolescentes y los jóvenes no son un grupo homogéneo, sus expectativas y necesidades varían de manera importante por razones de edad, sexo, estado civil, y clase social.

Aspectos sociodemográficos de los adolescentes en México

La población adolescente de México se duplicó en términos porcentuales en los últimos 30 años. En 1970 representaba 11.4 por ciento de la población nacional; hoy representa 21.3 por ciento. Entre 2000 y 2020 el grupo de edad más grande de la población será el de 10 a 19 años.2

Los más de 20 millones de adolescentes y jóvenes en México, harán decisiones y transiciones que en buena medida determinarán el curso de sus vidas, y en esa circunstancia el futuro del país dependerá de las oportunidades de desarrollo personal que se les abran. Las situaciones que influyen en la vida futura de los/las adolescentes son:

  • Abandonar o continuar en la escuela
  • Acceder a una fuente de empleo remunerada
  • El inicio de las relaciones sexuales
  • Abandonar el hogar familiar
  • Casarse o unirse y,
  • Tener el primer hijo

La mitad de los jóvenes y adolescentes (49.9%) se concentran en solo siete de las 32 entidades federativas: Estado de México (13.3%), Distrito Federal (8.4%), Veracruz (7.0%), Jalisco (6.6%), Puebla (5.1%), Guanajuato (5.1%) y Michoacán (4.4%). En el grupo de edad de 15 a 24 años, 74 % viven en áreas urbanas y el 26 % viven en áreas rurales.3

La presente generación adolescente tiene acceso a más y mejores oportunidades de desarrollo que las generaciones previas, el perfil social es más urbano y ha aumentado el nivel promedio de escolaridad. Más de la mitad (59%) ha completado la educación secundaria, lo que significa mayor capacidad para acceder a la información y a la tecnología moderna, una mayor socialización entre los géneros y un cambio en los patrones de relación entre hombres y mujeres.

Sin embargo a pesar de estos cambios, el nivel educativo sigue siendo bajo en comparación con las exigencias de calificación en el mercado de trabajo. En el medio rural la situación es menos favorable para los jóvenes, en el campo los hombres abandonan la escuela alrededor de los 15 años, mientras que las mujeres lo hacen a los 14 años.3

La mayoría de los adolescentes son personas solteras (97% de los hombres y 93% de las mujeres) aunque se estima que cerca de cinco millones están casados o viven en unión libre y poco más de 240,000 cuenta en su haber con una unión disuelta.4 El grupo que inicia la vida marital más tempranamente es el de las mujeres residentes en localidades rurales; en las edades de 15 a 19 años una de cada cinco está casada o unida.

Las relaciones de pareja en los adolescentes y jóvenes

El noviazgo como experiencia emocional ocurre por primera vez prácticamente en todos los casos antes de los 20 años de edad, principalmente entre los 15 y los 19 años. Con referencia a los condicionantes para iniciar una relación de pareja, la mayoría busca en la experiencia de noviazgo alguien a quien amar y con quien compartir sentimientos, y solo un pequeño porcentaje piensa en casarse o en formar una familia. El lugar tan importante que ocupan los sentimientos románticos se expresa en los temas de conversación entre las parejas de novios, ya que prefieren platicar sobre su relación y sentimientos, o de la familia, más que de los estudios, el trabajo, el sexo, la política o la religión. La gran mayoría de los jóvenes consienten que en las relaciones de pareja es permitido tener un acercamiento físico, compartiendo cualquier tipo de caricias, pero solo un 11 % opinó que se puede llegar a las relaciones sexuales.4

Aproximadamente un tercio de los jóvenes (31%) están casados o viven en pareja. De los jóvenes que se declaran casados o unidos, el 53 % inició su unión entre los 15 y los 19 años de edad (Figura 1).4

Figura 1. Sexualidad en los adolescentes y jóvenes en México. A) Edad a la Primera Unión

Figura 1. Sexualidad en los adolescentes y jóvenes en México. A) Edad a la Primera Unión

Figura 1. Sexualidad en los adolescentes y jóvenes en México. B) Edad de inicio de la Actividad

Figura 1. Sexualidad en los adolescentes y jóvenes en México. B) Edad de inicio de la Actividad


Sexualidad en los adolescentes y jóvenes

El inicio de la vida sexual es un acontecimiento que influye de una manera muy importante la vida de las y los jóvenes. Particularmente, entre las mujeres, la secuencia unión-actividad sexual-reproducción no siempre sigue este orden, pero si es determinante para el desarrollo futuro de la adolescente la secuencia y el calendario en que ocurren.

En los grupos sociales con mayores carencias, el inicio de la vida sexual responde en mayor medida a patrones de nupcialidad temprana, por lo que ambos eventos suelen ocurrir casi simultáneamente. La experiencia con menores niveles de escolaridad indica que alrededor de los 18 años se unen en pareja e inician su vida sexual y tan sólo un año después experimentan el nacimiento del primer hijo (19 años).4

Un poco más de la mitad de los jóvenes (55%) refieren que ya han tenido relaciones sexuales, y su edad de inicio se encontró en el rango de 15 a 19 años. La primera relación sexual ocurrió en su gran mayoría en un alto porcentaje con una pareja sentimental, novio(a), o esposo(a)4 y este dato es congruente con respecto al número de parejas sexuales. La gran mayoría refiere haber tenido solo una pareja en el último año y menos de un 20 % han tenido más de dos compañeros (as) sexuales. La actividad sexual analizada como frecuencia de contactos en los últimos tres meses indicó que en cuanto a la frecuencia con que han tenido relaciones sexuales en los últimos tres meses, cuatro de cada diez jóvenes tienen actividad sexual entre una y tres veces por semana, aproximadamente un tercio tienen relaciones de una a tres veces en el mes, y aproximadamente casi una cuarta parte de los jóvenes declaró no haber tenido relaciones durante el último mes (Figura 2).4

Figura 2. Sexualidad en los adolescentes y jóvenes en México. B) Frecuencia de Relaciones

Figura 2. Sexualidad en los adolescentes y jóvenes en México. B) Frecuencia de Relaciones

En las prácticas para evitar un embarazo no planeado es donde se aprecia una incongruencia entre el conocimiento de los métodos anticonceptivos y su uso práctico. A pesar de declarar que no se busca el embarazo, solo la mitad de los jóvenes sexualmente activos utilizan algún tipo de métodos anticonceptivo. La edad de inicio de uso de algún método anticonceptivo es entre los 15 y 19 años para más de la mitad de los jóvenes, a la edad de 24 años prácticamente todos los jóvenes sexualmente activos están utilizando algún método anticonceptivo. Los métodos más comúnmente usados son el condón y el dispositivo intrauterino (Figura 3).4,5

Figura 3. Uso de métodos anticonceptivos en los adolescentes y jóvenes en México. B) Mezcla de Métodos.

Figura 3. Uso de métodos anticonceptivos en los adolescentes y jóvenes en México. B) Mezcla de Métodos.

No obstante que la prevalencia de uso de anticonceptivos entre mujeres adolescentes unidas se incrementó de 30% en 1987 a 48.8% en el año 2000, sigue siendo la más baja con respecto a los otros grupos de edad y significativamente menor en comparación con el total de las mujeres unidas.3

Esta es una de las características distintivas de la población adolescente y pone de manifiesto que las estrategias para hacer llegar los métodos anticonceptivos a este segmento de la población no han sido del todo exitosas (Figura 4).

Adicionalmente, la demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos entre las mujeres unidas de 15 a 19 años es la más alta de todos los grupos de edad y representa más del doble con respecto al valor estimado para todas las mujeres. De acuerdo a las estimaciones hechas por el Consejo Nacional de Población (CONAPO) en 1997, el porcentaje de las adolescentes unidas de 15 a 19 años que no pudo obtener un método anticonceptivo a pesar de su deseo manifiesto de evitar el embarazo fue del 26.7 %; esta cifra contrasta con la obtenida para el grupo de mujeres unidas de 15 a 49 años, donde el porcentaje estimado fue de 12.1%.

Se estima que durante el año 2000 ocurrieron en el país cerca de 366 mil nacimientos de madres de 15 a 19 años, lo que representa el 17% del total de nacimientos y una tasa específica de fecundidad de 70.1 por mil mujeres de ese grupo de edad. A pesar de que durante los últimos seis años el número de nacimientos se redujo en poco más del 10%, la prevención del embarazo no planeado en las adolescentes continúa siendo un desafío prioritario en salud reproductiva (Cuadro I).

Cuadro I. Fecundidad en la población adolescente de 15 a 19 años, 1990-2000.

* Por 1,000 mujeres de 15 a 19 años. Fuente: Estimación del CONAPO en base a las Encuestas Nacionales Sociodemográficas



Muerte materna en adolescentes

Durante el año 2000 se registraron 180 muertes maternas en mujeres adolescentes, lo que representa la cuarta causa de muerte en mujeres de este grupo de edad.6 Estos datos revelan la necesidad de adecuar los servicios de salud reproductiva y los métodos de prevención de los embarazos no planeados a las características y necesidades propias de este grupo de la población.

El inicio temprano de la actividad sexual, las conductas de riesgo, el deterioro del tejido social y la falta de servicios apropiados para los adolescentes propician las infecciones de transmisión sexual, incluido el SIDA y los embarazos no planeados. Las madres adolescentes son responsables del 10% de los partos en el mundo, pero no todos esos embarazos son indeseados. Muchas de las adolescentes casadas se embarazan porque quieren formar una familia. En algunas comunidades las mujeres jóvenes solteras ven la maternidad como una forma de subir en el estatus social y ganar reconocimiento como adultas, o creen que les ayudará a mantener una relación estable con el padre del niño/a. En grupos sociales tradicionales se le da un gran valor a la fertilidad, y la falta de hijos pueden llevar al marido o compañero a abandonar el hogar o al divorcio. Por tanto, algunas mujeres jóvenes se embarazan antes de casarse para probar que son fértiles, mientras que algunas adolescentes recién casadas garantizan su seguridad concibiendo un hijo lo antes posible.

La procreación en la población adolescente

Los jóvenes que han logrado un embarazo representan aproximadamente el 35% de la población, y para más de la mitad de ellos y ellas, el primer evento ocurrió entre los 15 y 19 años de edad.4 De acuerdo a las características económicas y sociales de ese grupo de edad, el arribo del primer descendiente no sucede en las mejores condiciones de desarrollo personal (Figura 5).

Figura 5. Fecundidad en los adolescentes y jóvenes en México. Edad al Primer Embarazo.

Figura 5. Fecundidad en los adolescentes y jóvenes en México. Edad al Primer Embarazo.

Los ideales reproductivos de los jóvenes indican que la mayoría desearía tener entre uno y tres hijos independientemente de los condicionantes para la procreación y que la edad ideal para iniciar la procreación es en términos generales mayor que a la que ocurre el primer embarazo. Esta disociación entre la realidad y los ideales reproductivos es uno de los indicadores que permite evaluar el impacto de las campañas de información, educación y comunicación que produce el sector público.

Embarazo no planeado en los adolescentes

El embarazo no planeado en los adolescentes es el producto de la falta de información sobre los anticonceptivos, el sexo sin protección, la falla anticonceptiva o el uso incorrecto de anticonceptivo. Se asocia también a prácticas de riesgo como el alcoholismo y la drogadicción.7

Independientemente de ser deseado o no, el embarazo en las adolescentes puede poner en riesgo la vida de la madre. Según la OMS, la edad más segura para el embarazo es de los 20 a los 24 años de edad.8

Algunas de las razones médicas para evitar el embarazo en menores de 18 años, es que no se ha completado el desarrollo óseo y no se ha alcanzado la masa mineral máxima, así como la relativa inmadurez del canal del parto.9 Entre las complicaciones más frecuentes en los embarazos de adolescentes están la anemia, las infecciones bacterianas graves, el parto prematuro, el parto obstruido y prolongado, la desproporción céfalo-pélvica, la muerte fetal y la formación de fístulas recto-vaginales o cisto-vaginales.10 La mortalidad relacionada con el embarazo y el parto es de dos a cinco veces más alta entre las mujeres menores de 18 años de edad que entre las de 20 a 29 años de edad.11

Las adolescentes recurren al aborto por razones tales como el temor, la vergüenza y la desesperación por no sentirse capaces de cuidar un bebé o no saber como podrán continuar su educación. Las adolescentes tienen mayor probabilidad que las mujeres adultas de tener un aborto en una etapa tardía, cuando corren mayores riesgos. Debido al estigma asociado con el embarazo fuera del matrimonio y el aborto, las adolescentes muchas veces no procuran abortos legales y seguros.12

Conclusiones

Hablar de sexualidad no es equivalente a coito y reproducción, no significa la descarga del impulso sexual, tampoco se refiere al impulso sexual aislado, ni únicamente a la expresión social de la masculinidad o feminidad. Sexualidad es la expresión integral del ser humano en función de su sexo vinculado a los procesos biológicos, psicológicos, sociales y culturales. Sexualidad y reproducción se encuentran unidos a las condiciones culturales que determinan los roles que han de jugar los hombres y las mujeres. En otras palabras, sexualidad es la manera como piensan, sienten y actúan hombres y mujeres en función de los patrones culturales de la sociedad a la cual pertenecen.13

Hasta antes de la pubertad, los miembros de cada sexo se asocian preferentemente con personas de su propio sexo, y estas relaciones sirven de modelo de identificación. Con la pubertad, la actividad hormonal genera un decidido interés hacia los miembros del sexo opuesto, lo cual señala el inicio de la sexualidad adulta. Hacia finales de la adolescencia los grupos conformados por individuos del mismo sexo tienden a disolverse, para dar paso a relaciones de pareja. Los/las jóvenes que hasta ese momento no han conseguido emparejarse (aunque sea de manera temporal), podrán sentirse presionados a buscar pareja con la finalidad de no sentir rechazo o crítica a su situación de soltería.

Identificar la manera de cómo se perciben hombres y mujeres en el seno de una sociedad es básico para el éxito de un programa de salud sexual. Un mismo hecho como la reproducción, el acto sexual, la elección de pareja, el matrimonio y la anticoncepción, tienen referencias culturales e implicaciones distintas para ambos. Por lo tanto, requieren ser abordados en función de esa percepción, previa investigación de la situación cultural y personal de cada joven, y no a partir de estereotipos o programas rígidamente definidos.

La actividad sexual real muestra diferencias entre hombres y mujeres. Ambos son capaces de experimentar deseo y excitación, sin embargo, a través de mitos, tabúes o el género, algunas mujeres se cohíben a la vida sexual activa mientras no estén casadas o mantengan una relación afectiva, en tanto que los jóvenes la realizan con mayor libertad y tolerancia.14 Postergar la unión y la reproducción permite alargar la etapa en la que los jóvenes se preparan y maduran, lo que brinda a las personas claras ventajas para su desarrollo personal en las etapas posteriores de sus vidas.

Para mantener una adecuada salud sexual y reproductiva en la adolescencia, se requiere el cumplimiento de las siguientes condiciones: Incrementar la edad a la que se tiene el primer hijo(a), aumentar el intervalo entre embarazos a por los menos 36 meses, adoptar un método moderno de planificación familiar, la prevención de enfermedades de transmisión sexual, incluido el VIH/SIDA, y la atención del embarazo y parto por personal de salud capacitado.


TEXTO 2

http://www.cenesex.sld.cu/webs/aborto_en_adolescentes.htm

ABORTO EN LAS ADOLESCENTES: ¿QUIÉN TOMA LA DECISIÓN?

Dr. Jorge Peláez Mendoza

EL ABORTO EN LA ADOLESCENCIA POSEE ARISTAS POSITIVAS Y NEGATIVAS, PORQUE LO IDEAL SERÍA BRINDAR UNA EDUCACIÓN SEXUAL Y SERVICIOS DE ANTICONCEPCIÓN EFICACES CON EL FIN DE REDUCIR AL MÍNIMO LA CANTIDAD DE LOS EMBARAZOS INDESEADOS, QUEDANDO LA INTERRUPCIÓN DE LA GESTACIÓN PARA CASOS ESPORÁDICOS DE INDICACIONES MÉDICAS Y FALLAS DE LA ANTICONCEPCIÓN.

INTRODUCCIÓN

El aborto se despenaliza en Cuba a fines de la década del sesenta. Desde entonces hasta la actualidad se ha hablado mucho a favor y en contra de esta decisión dentro del país y fuera de éste, tanto es así que se convierte en un tema obligado de discusión cada vez que una delegación cubana asiste a algún evento internacional relacionado con la especialidad.

Múltiples son los aspectos que pudieran debatirse en relación con el aborto. En los Estados Unidos se realizó una encuesta masiva entre los miembros de la Academia Americana de Pediatría en la que se preguntaba sobre los riesgos del aborto para la adolescente y si debía realizarse o no este proceder en las jóvenes. Se halló que, a pesar de reconocer los riesgos del aborto para las adolescentes, 60 % de estos profesionales optaron por mantener la opción del aborto, ya que consideraron que, si se prohibía, las consecuencias de los abortos ilegales serían desastrosas.

Desde nuestra óptica, pensamos que, como todo problema médico, tiene aristas positivas y negativas, pues lo ideal sería brindar una educación sexual y servicios de anticoncepción lo suficientemente eficaces para reducir al mínimo la cantidad de los embarazos indeseados, quedando entonces la interrupción de la gestación para los casos esporádicos de indicaciones médicas y fallas de la anticoncepción. Con estos fines se realizan anualmente en el mundo inversiones considerables en tecnologías y servicios de anticoncepción; sin embargo, todavía el aborto inducido iguala o excede el número de nacimientos vivos en una cantidad importante de naciones. Se calcula que todos los años se producen en el mundo entre treinta y seis y cincuenta y tres millones de abortos y que alrededor de doscientas mil mujeres mueren cada año como consecuencia de las complicaciones de este proceder (Association of Reproductive Health Professionals, 2002; Fondo de Población, 2005b; Peláez, 2003; Sihvo et al., 2003), lo que manifiesta la envergadura del problema.

PROBLEMÁTICA DEL ADOLESCENTE

Es difícil de conocer con exactitud la problemática real de los abortos en la adolescencia en nuestra región, ya que en la mayoría de los países latinoamericanos y caribeños este proceder es ilegal o tiene serias restricciones, por lo que se realizan gran cantidad de abortos ilegales que dificultan una recolección fidedigna de estos datos. Sólo Cuba, Puerto Rico, Canadá y los Estados Unidos cuentan con estadísticas confiables, ya que el aborto es un proceder no penalizado. Pese a las prohibiciones, en América Latina se estiman en varios millones el número de mujeres que abortan ilegalmente. Sin embargo, no hay forma de medir exactamente la prevalencia del aborto ilegal, y mucho menos conocer qué proporción de éstos ocurre en adolescentes.

En los países de Latinoamérica se estima que la proporción total de las adolescentes que abortan es igual a la proporción de las que tienen hijos. En Cuba, uno de cada cuatro abortos tiene lugar en mujeres menores de veinte años (Peláez, 1997a y 2003; Peláez et al., 1999), proporción similar a la de todos los nacimientos vivos que ocurren entre las adolescentes. En Brasil, Colombia y Perú se reporta que una de cada diez mujeres que ingresan con una complicación de aborto ilegal es adolescente; en comparación, uno de cada siete nacimientos se produce de madres adolescentes. Estudios estadísticos que toman en cuenta datos indirectos, consideran que en Latinoamérica se produce cada año alrededor de un millón de abortos en mujeres menores de veinte años (Peláez, 2003; Ruoti, 1997).

Por último, queremos comentar que en la adolescencia hay un elemento que incrementa las posibilidades de complicaciones relacionadas con el aborto: la mayor frecuencia de solicitud del mismo en un período avanzado del embarazo. Esto pude relacionarse con que, por su corta edad, poseen poca experiencia para reconocer los síntomas del embarazo, con la renuencia a aceptar la realidad de su situación, la ambivalencia respecto al embarazo, la ignorancia respecto a dónde acudir para obtener orientación y ayuda, y la vacilación en confiar en los adultos. Se describe incluso que durante la crisis de identidad del adolescente, los jóvenes presentan con relativa frecuencia rechazo a los padres, los desidealizan y por lo general se apoyan en sus grupos de pares, lo que dificulta la comunicación y la solicitud de ayuda al sospechar un embarazo. En los países donde el aborto es ilegal, estos factores tienen más fuerza y retrasan aún más el momento en que las adolescentes deciden interrumpir el embarazo.

MORBIMORTALIDAD DEL ABORTO

La morbimortalidad relacionada con el aborto, impacta mayormente en la salud materna. Las opciones más efectivas para la disminución de esta morbimortalidad están dadas por la prevención de los embarazos no deseados, que se logra a través del desarrollo del acceso a la información y servicios de planificación familiar, así como por la disponibilidad de servicios en los que se practique el aborto en las mejores condiciones y con poco tiempo de embarazo.

En los países en que el acceso al aborto se halla restringido, este proceder es efectuado mayoritariamente por personal no entrenado y en condiciones antihigiénicas que explican los motivos de sus complicaciones, que constituyen la causa de al menos 20 % de las muertes maternas. Se estima que un tercio de todas las muertes maternas ocurridas en Bolivia entre 1971 y 1988 se relacionaron con el aborto; en Bangladesh, un cuarto de todas las muertes maternas se asociaron también a este proceder (Kapil, Ginneken y Razzaque, 2005). En el mundo se realizan entre cincuenta a sesenta millones de abortos cada año; de éstos, más de la mitad tienen lugar en los países en desarrollo y se realizan en su gran mayoría en condiciones inseguras. De aquí se desprende que de los veinticinco a cuarenta millones de abortos que se realizan en los países en desarrollo, alrededor de las dos terceras partes son ilegales o por lo menos tienen lugar fuera de las unidades de los sistemas de salud (Fondo de Población, 2005a y 2005b; Peláez, 2003).

Las complicaciones asociadas con el aborto son más frecuentes cuando éste se realiza en condiciones de riesgo (ilegales). Estas complicaciones pueden clasificarse en tres categorías.

• Heridas causadas por el procedimiento: incluyen la perforación uterina, así como las heridas a otros órganos internos, laceraciones cervicales y hemorragia.

• Infecciones y pérdida de sangre: asociadas al aborto incompleto, así como a la introducción de bacterias dentro de la cavidad uterina durante el proceder del aborto, lo que se reporta con más frecuencia cuando el aborto no se realiza por personal entrenado.

• Complicaciones asociadas al proceder anestésico: En no pocas ocasiones el útero lesionado debe ser extirpado; para quienes sobreviven las complicaciones de un aborto, se presenta entonces toda una serie de afecciones a mediano y largo plazo, entre las que se destacan una mayor incidencia de embarazo ectópico, infección pélvica crónica e infertilidad.

PAPEL DE LA FAMILIA EN LA GÉNESIS DEL ABORTO

Para nadie es un secreto que el hecho de haber tenido padres adolescentes y, sobre todo, haber nacido de una mujer adolescente, constituye un elemento o factor de riesgo elevado de iniciación sexual precoz y de embarazo a edades tempranas. El aborto no escapa de estos riesgos, lo que coincide con varios estudios revisados en los que alrededor de 34 % de las adolescentes que abortan tienen el antecedente de haber nacido de una pareja de adolescentes, y más de 51 % son hijas de madres adolescentes.

Otro aspecto que pone de manifiesto la influencia de la familia en la génesis del aborto, está dado por la alta frecuencia de hijos de padres divorciados encontrada entre las adolescentes que abortan. Otros factores que se reportan con elevada frecuencia en las adolescentes que solicitan un aborto, son el no convivir con sus dos padres, e incluso con ninguno, al igual que la disfunción familiar, el inicio sexual precoz y la desorientación en aspectos relativos a la sexualidad. Todas estas características están estrechamente relacionadas con el fenómeno «aborto» durante la adolescencia.

Otro elemento de interés identificado por diversos autores es el rechazo de las adolescentes a acudir a los padres ante la sospecha de estar embarazadas, lo que pone de manifiesto las malas relaciones entre los jóvenes y sus progenitores. Este hecho se comporta como factor de riesgo adicional para la solicitud tardía de la interrupción, ya que en muchas ocasiones acuden a sus pares en busca de orientación, quienes en la mayoría de los casos son también adolescentes con similares Primavera bacteriológica (1932) temores, tabúes y falta de información, por lo que resultan de poca ayuda.

¿QUIÉN TOMA LA DECISIÓN?

Existen diferencias significativas en la revisión realizada respecto a la toma de la decisión de abortar en las gestantes adolescentes; para colmo, resulta todavía más difícil llegar a conclusiones al respecto si tomamos en consideración que el aborto es penalizado en gran parte de las naciones en desarrollo. Por tanto, resulta muy difícil estudiar y conocer los factores relacionados con la toma de dicha decisión.

Lo cierto es que hemos encontrado que en las naciones desarrolladas prima el criterio personal no consultado de la adolescente en la decisión de abortar, así como que el aborto se basa fundamentalmente en la aspiración a un mejor proyecto de vida y, por tanto, en la necesidad de continuar estudios. Otra razón esgrimida son las limitaciones económicas para enfrentar la maternidad. Asimismo, las escasas publicaciones sobre el tema en las naciones en desarrollo reflejan una mayor presencia de factores externos, como la presión de la familia, los estigmas sociales que existen para las madres solteras y las presiones de la pareja —en muchos casos hombres adultos y con familias—, todo lo cual pone en evidencia las abismales diferencias encontradas para explicar un mismo fenómeno ante condiciones socioeconómicas diferentes.

Los estudios realizados en Cuba reportan un gran peso de la familia en la toma de la decisión de abortar. También el deseo de no interrumpir los estudios y no estar preparadas para asumir la maternidad coinciden con las razones principales en las que se basa la decisión de acudir al aborto.

Finalmente nos llamó poderosamente la atención el poco peso que se le reconoce a los grupos de pares en la toma de la decisión de abortar, lo cual se ha reflejado tanto en las naciones desarrolladas como en los países en vías de desarrollo, incluidos los estudios realizados en Cuba, lo cual discrepa enormemente del peso reconocido a éstos en la génesis de otras conductas de riesgo, como el inicio precoz de las relaciones sexuales.

ABORTO EN LA ADOLESCENCIA Y EL CONSENTIMIENTO DE LOS PADRES

Finalmente, mucho se debate hoy en día en torno a si resulta adecuado o no que las adolescentes exijan el consentimiento o la autorización de los padres para realizarse un aborto. Ésta es una práctica que se exige prácticamente en todas las naciones con servicios de aborto despenalizado. En Cuba se exige el consentimiento de los padres para la realización del aborto en todas las adolescentes con dieciséis años o menos. No obstante, a a luz de las tendencias modernas, y sobre todo de la promoción cada vez mayor de los derechos sexuales y reproductivos de las/los adolescentes y jóvenes y la aplicación de los enfoques bioéticos al trabajo con este sector de la población, se ha creado una gran controversia en torno a estos puntos de vistas, pues según no pocos autores al exigir la autorización de los padres para la realización de este proceder, se violan los principios bioéticos de la autonomía y la confidencialidad, por lo que constituye una transgresión de sus derechos sexuales y reproductivos.

Asimismo, estudios revisados evidencian que gran parte de las adolescentes embarazadas ocultan a sus padres su situación y buscan en otras personas consejería y ayuda al respecto, por lo que exigir la autorización de los padres para la realización del aborto en estas edades ha motivado, en no pocos casos, serios problemas como el retardo de la realización del proceder del aborto, lo cual incrementa a su vez los riesgos. Por lo tanto, se eleva la incidencia de los abortos de riesgo, y hasta la ocurrencia de intentos suicidas y otras dramáticas y nefastas consecuencias. No existe en la actualidad consenso respecto a cómo manejar este dilema bioético, un tema candente y sumamente controvertido.

CONSIDERACIONES FINALES

Podemos afirmar que el aborto en la adolescencia constituye un elemento fundamental que afecta la salud reproductiva de este sector de la sociedad. Si bien es cierto que se ha logrado una evidente reducción de la mortalidad relacionada con el mismo, no podemos asegurarlo respecto de la morbilidad.

Resulta imprescindible profundizar en las razones que llevan a una adolescente a tomar la decisión de abortar, así como enfrentar la autorización de la realización del proceder, desde la óptica actual de la promoción de los derechos humanos y la aplicación de los principios bioéticos en el trabajo con este sector de la población.

Es nuestro criterio, queda mucho por hacer en relación con la educación sexual de las nuevas generaciones, así como la de sus padres, y se debe trabajar para garantizar servicios e información en anticonceptivos de alta eficacia y que sean de fácil acceso a este sector vital de nuestra población. También compartimos la opinión de que si queremos realmente lograr una reducción en la frecuencia de abortos en la adolescencia, será necesario un empeño mancomunado de toda la sociedad, pues si no logramos inculcar a nuestra juventud valores morales y éticos que permitan la creación de familias estables, responsables y armónicas, este fenómeno negativo seguirá estando presente en el futuro y se mantendrá como un lastre en detrimento de la salud reproductiva de nuestra población.



TEXTO 3

http://argijokin.blogcindario.com/2007/10/07737-mexico-tiene-doce-anos-y-siete-meses-de-embarazo.html

domingo, 07 de octubre de 2007

MÉXICO· Tiene doce años y siete meses de embarazo

Todos le dicen “No” a la niña
Cada minuto nacen cuatro bebés mexicanitos, uno de los cuales tendrá como madre a una adolescente

Tania Meza Escorza 4 oct 07 Hidalgo, (CIMAC/Desde Abajo)


Ella tiene doce años y está embarazada. Es menudita, morena, y con una hermosa cabellera negra, lacia y larga, un cuerpo de niña y un enorme vientre, producto de una relación que no acaba de entender bien.


Él le dijo que la amaba y que cuando fueran mayores se casarían. Ella creyó en sus palabras ya que el único ejemplo de pareja que tenía concluyó en una separación, su padre atacó a machetazos a su mamá.


Con ese referente, la niña decidió que no era bueno tener novio, pero él era diferente, porque a sus 18 años descargaba su furia con otras personas, menos con ella. Él era, como el padre de ella, un hombre violento, sin embargo debía quererla mucho porque la trataba distinto a los demás.


Por primera vez conoció a un hombre que la trataba bien y, pese a que era drogadicto y se rumoraba que tenía otras novias, la niña decidió acceder a las peticiones de tener sexo. No le quedaba muy claro cómo era una relación sexual, ni qué consecuencias le traería, pero le dijo sí. Un mes después, cuando ella descubrió su embarazo, él le dijo no.


La niña creyó que lo más duro vendría con el regaño materno, pero otra vez se equivocaba.


Cuando el embarazo no podía ocultarse más, ella y su mamá fueron a hablar con el director de la secundaria en donde estaba a punto de terminar el primer año, con un promedio de 9.4. El director también le dijo no.


Ella y su mamá fueron al DIF, porque sabían que había un programa de atención a madres adolescentes, pero cuando el director de la escuela impidió que la niña siguiera estudiando, el DIF también le dijo no, porque era requisito que fuera estudiante.


A la par, la niña preguntó por la opción de un aborto legal a la psicóloga que la atendía en el Centro de Atención a Víctimas, y la servidora también le dijo no, pero además la amenazó con mandarla a la cárcel si lo hacía, porque el aborto significaba "matar a alguien".


Pensó que serían todos los "no" que recibiría, pero otra vez se equivocaba. La instancia pública en que su mamá trabaja, le canceló la atención médica porque la normatividad indicaba que el seguro era para las y los hijos menores de edad, solteros, y como ella ya iba a ser mamá, ya no tenía derecho a esa prestación.


Ahora, con casi siete meses de embarazo, ella ha perdido la fe tanto en el amor como en las instituciones, que se suponía estaban para velar por su bien.


Sin duda, no deben pasarse por alto las sanciones que merece cada funcionario negligente e insensible que le violó sus derechos humanos, reproductivos y educativos, pero ella merece más.


Merece que la Secretaría de Educación Pública (SEP) le restituya su derecho a la educación, en una escuela diferente a la que fue expulsada. Merece que el Sistema DIF le brinde atención psicológica verdaderamente profesional y que le apoye, ya sea en la manutención de su criatura, o en el ejercicio de su derecho a la adopción.


Merece que el Congreso del estado saque de la congeladora la ley que incrementa los plazos y las causales para aborto legal, y que revise la legislación que establece que el sexo con niñas y niños de doce años es estupro y no violación.


Ella merece políticas públicas sobre salud sexual y sentimental, que le permitan ser la última niña hidalguense que es obligada por las autoridades a pasar por esta devastadora situación


A eso se refiere la Ley General de Acceso de las Mujeres a Una vida Libre de Violencia, a que las autoridades no te nieguen el uso de tus derechos reproductivos.


ROTATIVO de Querétaro
rotativo.com.mx



TEXTO 4

http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/dejan-escuela-dos-mil-ninas-por-embarazo

Dejan escuela dos mil niñas por embarazo

Por Redacción

12/03/2010 - 04:00 AM

Érick Pichardo | Saltillo, Coah.- En sólo tres años, más de 2 mil niñas de Coahuila han abandonado la escuela luego de resultar embarazadas, problema que de acuerdo con las autoridades del estado se sigue presentando principalmente en primarias y secundarias ubicadas en las zonas marginales de Saltillo, Torreón y Monclova.

De acuerdo con datos del Programa de Atención y Apoyo a Madres Adolescentes del Gobierno estatal, a través del cual se ha logrado apoyar a estas niñas para que retomen sus estudios, la situación es en algunos casos tan seria, que se han reportado pequeñas de sólo 11 años que al resultar embarazadas son abandonas por sus parejas, e incluso rechazadas por sus padres.

“La mayoría, por no decir el 100% de las madres adolescentes que acuden aquí, están en una situación económica muy baja, solas –explica Zoila Aguirre, quien encabeza el programa–; la pareja generalmente no está con ellas, y bueno, tienen que afrontar un embarazo de acuerdo a sus posibilidades.

Sólo en lo que va de este 2010, al menos mil 165 mujeres en condición de embarazo y desamparo han sido atendidas a través de este programa en todo el estado, de las cuales al menos 350 son menores de edad que tuvieron que dejar la escuela. “Estamos hablando de que más o menos 30% son chicas que dejaron la escuela por motivos de embarazo”.

650 PESOS PARA REGRESAR A ESTUDIAR

No obstante el optimismo de las autoridades, inclusive las educativas, que aseguran que el número de abandonos ha venido a menos durante los últimos tres años, lo cierto es que a la fecha, y según datos del Programa de Becas para Madres Jóvenes y Embarazadas de la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC), sólo han logrado “devolver” a la escuela a 46 adolescentes durante este 2010.

Mildred Moreno, coordinadora estatal de Promajoven, reconoció que además de estas niñas en el estado podrían existir cerca del 10% del total de alumnas de nivel básico que abandonaron la escuela o están pensando en hacerlo.

De acuerdo con el histórico de becarías, el porcentaje de niñas que han sido apoyadas con 650 pesos mensuales para no dejar de estudiar aumentó de 16 en el 2004 a 72 el año pasado, cifra que podría superarse este 2010, pues hasta febrero existían 46 casos registrados.




3/5 SIN PLANETA: ESTRATEGIAS DE LECTURA


Han sido diversas las acciones llevadas por el hombre que han propiciado que el planeta, nuestra casa, se deteriore día con día: desastres como el derrame petrolero del Golfo de México, o el crecimiento industrial de algunos paises que provocan una fuerte dependencia del carbón; entre Estados Unidos y Hawai se encuentra el basurero más grande del mundo, etc. En esta secuencia se te invita a reflexionar y a aportar propuestas de solución. Súmate al cambio, tú eres parte de este hogar.

Hábitos y técnicas de lectura de comprensión.

Imprime las 3 lecturas que son textos que servirán para desarrollar las diferentes actividades programadas en la tercera secuencia de trabajo: SIN PLANETA.


LECTURA 1

http://www.ecoperiodico.com/los-5-desastres-ecologicos-de-la-actualidad/

LOS CINCO DESASTRES ECOLOGICOS DE LA ACTUALIDAD.

Fuente: Terra Brasil

El mundo entero lleva meses conmocionado por el desastre del Golfo de México, provocado por la explosión de una plataforma de BP. Sin embargo, y sin restarle gravedad al incidente, este sigue siendo pequeño si lo comparamos con otras tragedias ecológicas, que como la de Nigeria que comentábamos hace poco, asolan varios puntos del planeta desde hace décadas.

La revista estadounidense Foreign Policy ha elaborado la lista de los cinco desastres ecológicos de nuestro tiempo:

· Nigeria:

Como ya contamos, los derrames de petróleo son una constante en Nigeria desde hace 50 años. Se estima que desde 1966 se han vertido unos 2.500 millones de litros en el delta del río Niger. Las petroleras que operan en el país alegan que ladrones y saboteadores son los responsables de la mayoría de los derrames, pero activistas locales señalan a equipos obsoletos y falta de seguridad. Además, el país también ha registrado un aumento en las explosiones en oleoductos, como el que mató a más de 100 personas en los alrededores de Lagos en 2008.

· China:

El crecimiento industrial chino sigue teniendo una fuerte dependencia del carbón, que representa aproximadamente un 70% del suministro de energía del país. Accidentes en las minas provocan la muerte de 13 mineros chinos al día, pero además hay 62 incendios subterráneos activos en la región de Mongolia Interior desde 1962. Cubriendo un área de aproximadamente 4,8 kilómetros, los incendios queman 20 toneladas de carbón al año. Se cree que esos fuegos improductivos son responsables de entre el 2 y el 3% de las emisiones de carbono procedentes de combustibles fósiles del país. El gobierno ha preparado ya una nueva iniciativa que prevee disminuir estos incendios a la mitad para 2012.

· Haití:

Haití y la República Dominicana comparten la misma isla, así como las mismas condiciones geográficas y climáticas. Sin embargo, Haití sufre históricamente mucho más que su vecina con terremotos, tempestades y huracanes. Una de las razones de esta diferencia radica en la constante deforestación del país (la madera es la principal fuente energética de Haití), que consume unos 30 millones de árboles por año.

El proceso de deforestación, iniciado en 1942, ya eliminó según algunas fuentes, el 98% de los bosques. Sin raíces para sujetar y fortalecer el suelo, la probabilidad de que terremotos y huracanes produzcan corrimientos de tierra es mucho mayor. Además está la erosión del suelo (que era de alta calidad) que ha provocado la devastación del sector agrícola.

· Mar de Aral:

Localizado en la frontera entre Uzbekistán y Kazajistán, el Mar de Aral fue el el cuarto mayor depósito de agua continental del mundo, y albergaba más de 20 especies diferentes de peces. Pero desde principios de los años 60, el gobierno soviético construyó más de 45 diques y 32 kilómetros de canales, en un esfuerzo para crear una industria de algodón en las planicies desérticas de Uzbekistán, lo que mermó de manera importante los recursos del Mar de Aral.

En las tres décadas siguientes, el río fue reducido a dos quintos de su tamaño original. Las reservas de agua de la región están en niveles peligrosamente bajos y contienen grandes cantidades de pesticidas procedentes de los cultivos de algodón. Todos los años, cuando los fuertes vientos alcanzan el lecho del mar, que está seco, esparcen 75 millones de toneladas de polvo y sal por Asia Central. Con todo, los diques construidos en el lado kazajo en los últimos 10 años han llevado a una recuperación parcial.

· Oceano Pacífico:

Entre California y Hawai se encuentra el mayor basurero del mundo. Se trata de una gran mezcla de plásticos y otros restos que ocupa aproximadamente dos veces el estado de Texas y que está a 30 metros de profundidad.

Fue descubierta en 1997, y se la conoce como sopa de plástico, sopa de basura, sopa tóxica, Gran Parche de Basura del Este (Great Pacific Garbage Patch), Séptimo Continente, gran zona de basura del Pacífico o remolino de basura del Pacífico, entre otros.

Esta gigantesca mancha es producto de una corriente del Pacífico Norte que arrastra y junta la basura de la Costa Oeste americana y del Este de Asia. Dentro de ella, los trozos de plástico superan al plancton en peso en una escala de 6 a 1 y los residuos químicos afectan a los peces que luego son pescados y consumidos.

Según el Programa Ambiental de Naciones Unidas, existen unos 46.000 trozos de plástico cada 1,6 kilómetros cuadrados en los océanos, lo que podría ser la causa de la muerte de más de un millón de pájaros y de 100.000 mamíferos al año.


LECTURA II

http://www.prodiversitas.bioetica.org/des37.htm

El cambio climático incrementará los desastres naturales en el planeta

Ascenderá el nivel de los mares y aumentará la temperatura

El efecto devastador del cambio climático en las poblaciones costeras fue predicho por científicos de más de cien países reunidos en el Panel Internacional sobre Cambio Climático (IPCC), que estimaron que ascenderá dramáticamente el nivel de los mares.

De acuerdo con estas previsiones, miles de ciudades e islas correrán grandes riesgos. En el informe mundial sobre desastres de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja se anuncia que en los próximos 20 años las estimaciones de costos por desastres climáticos oscilarán entre los 6 billones y los 10 billones de dólares.

Esta cantidad representa un porcentaje diez veces superior a la ayuda destinada a los países menos adelantados del mundo, que son los que sufrirán las peores consecuencias.

"Las emisiones de anhídrido carbónico per cápita en los Estados Unidos son 300 veces superiores a las de Mozambique", ejemplificó el informe.

Una de las consecuencias de este azote será lo que se conoce con el nombre de "refugiados ambientales". "Los desastres naturales incluyen sucesos tales como sismos, erupciones volcánicas y sequías, así como otras catástrofes que pueden ocasionar presiones sobre las poblaciones, que deben refugiarse en otra parte del mundo", dijo el coordinador del Movimiento Argentino Ecológico, Alberto Bertona.

Por otra parte, la Oficina Meteorológica Británica anunció ayer que 2003 podría ser el más caluroso de la historia documentada, con un aumento de la temperatura de 0,55 grados con relación a la media registrada entre 1961 y 1990.

Este organismo predice que la temperatura global en los próximos doce meses superará la alcanzada en 1998, hasta la fecha el período más cálido debido al efecto que provocó en todo el planeta el fenómeno climático conocido como El Niño.

El año 2002, a su vez, resultó el segundo año más caluroso de la historia documentada. Según las estadísticas, nueve de los diez años más calurosos de todos los tiempos se incluyen en el período que va de 1990 a la actualidad.

Agencias Télam y AFP

DESASTRES POR CAUSAS METEOROLÓGICAS

En algunas circunstancias el comportamiento de la troposfera alcanza condiciones extremas. Esto genera verdaderas catástrofes, ya que el exceso de precipitaciones, en un corto lapso origina inundaciones. La falta de lluvias de manera irregular da lugar a sequías, que muchas veces coinciden con olas de calor. Las olas de frío causan las nevadas extraordinarias, las heladas tardías y también producen pérdidas económicas, especialmente en la agricultura. Otro desastre por causas meteorológicas lo constituyen las granizadas.

Las nevadas perjudican la economía pues bloquean los caminos, principalmente en las zonas montañosas a alturas considerables, como los Alpes, los Andes argentino-chilenos. Producen gran mortandad de animales en los países menos desarrollados (donde no se practica la cría a galpón), pues no sólo mueren de frío sino también de hambre al quedar las pasturas cubiertas por la nieve.

Las inundaciones

Las inundaciones son las catástrofes naturales más frecuentes, originadas generalmente por lluvias torrenciales o por deshielos. Provocan varias consecuencias:

bullet

perturban la economía de la región, sobre todo si es agrícola porque, al retirarse, el agua arrastra la capa fértil del suelo. Además, contaminan los suelos y las napas freáticas por lo que se presentan riesgos de epidemias.

bullet

generan aluviones de barro que arrasan lo que encuentran a su paso. Es lo que ocurre en el litoral brasileño, donde los aluviones que descienden de los morros suelen arrasar las villas de emergencia (favelas).

Una de las inundaciones más recordadas por los daños que causó fue la de la ciudad de Florencia (Italia), en 1996. Debido a lluvias torrenciales el río Amo, que la atraviesa, aumentó su caudal y su velocidad.(alrededor de 130 km/h), salió de su cauce e inundó gran parte.de Florencia. En esta inundación no sólo hubo que lamentar las personas que quedaron sin techo y otros daños económicos, sino también las pérdidas que sufrió la cultura, pues las aguas y el barro entraron a los museos y dañaron más de un millón de cuadros y otros objetos de arte.

En nuestro país, la inundación de mayo de 1998 fue considerada la mayor catástrofe de este tipo del siglo XX. Afectó a un tercio de las provincias argentinas situadas a orillas de los ríos Paraná y Paraguay. Las ciudades de Resistencia (Chaco) y Goya (Corrientes) fueron las más.afectadas. La inundación de 1999 afectó una de las zonas agrícolas más productivas del país, comprendida por el noroeste de Buenos Aires, nordeste de La Pampa, sur de Córdoba y

Las sequías

No se debe confundir aridez con sequía. La aridez es una condición permanente y las sociedades que viven en los desiertos se han adaptado a ella, realizando las obras necesarias para suplir la falta de agua. En cambio, la sequía es un fenómeno circunstancial o esporádico que provoca un desastre.

Las sequías se expanden con mayor alcance y suelen durar más tiempo que los otros fenómenos naturales, por lo que el daño a largo plazo es mayor. Los efectos se extienden a todos los aspectos de la vida, entre ellos:

bullet

falta de agua potable, por la disminución del caudal de ríos y arroyos y el agotamiento de las napas freáticas;

bullet

hacinamiento en las ciudades, debido al éxodo rural a causa de la muerte del ganado por sed y hambre por falta de pasturas. Además, el viento provoca la voladura de los suelos arrastrando su capa fértil;

bullet

crisis económica, ei ganado adelgaza por falta de pasturas y baja su precio en el mercado. Además, su debilidad lo hace más vulnerable a las epidemias. También se elevan los precios de los alimentos al perderse las cosechas;

bullet

aumenta la frecuencia de incendios, al elevarse la temperatura y la aridez.

Una de las sequías más importante se registró en El Sahel (África) entre 1969 y 1973. Afectó al sur del desierto del Sahara y produjo un aumento de su superficie (en Mauritania, Senegal, Malí, Burquina Faso y Chad). Además, murieron más de 200.000 personas de hambre y la mayor parte de los campesinos tuvieron que emigrar por las pérdidas de las cosechas y la muerte del ganado.

Los tornados y los huracanes

Hay dos tipos de vientos fuertes: el tomado y el huracán. Este último tiene distintos nombres según la región: se lo llama ciclón tropical en el Caribe, tifón en el Índico y mar de Japón, baguío en Filipinas y willy-willy en Australia.

Los tornados son tormentas que pueden alcanzan una velocidad de hasta 500 km/hora. Se desplazan sobre los continentes entre los 200 y 500 de latitud en ambos hemisferios, formando una veloz corriente ascendente de aproximadamente 250 m de diámetro. Si se producen sobre las aguas marinas, se llaman trombas y representan un serio peligro para la navegación.

Entre los más recientes se destaca la serie de 59 tornados, que, uno tras otro, devastaron inmensas áreas de la planicie central de Estados Unidos, en mayo de 1999, quedando miles de personas sin viviendas. El tornado más fuerte alcanzó un diámetro de un kilómetro, y una velocidad superior a los 200 km/hora.

Los huracanes son violentas pceturbaciones que se producen en la troposfera. Se originan por una baja presión atmosférica (de hasta 900 hPa) y giran en forma de espiral alrededor de su centro (ojo del huracán). Son acompañados de fortísimos vientos de hasta 300 km/h, impresionantes trombas de agua (hasta 2.000 litros por m2 en un día), embravecimiento del mar y tormentas eléctricas.

Los huracanes se desplazan hacia el oeste, girando luego hacia el norte o hacia el sur cuando penetra en los continentes. Se originan sobre los océanos, entre los 50° y 20° de latitud, cuando la temperatura de las aguas oceánicas es de 270°C o aún mayor. Los vientos que alcanzan velocidades de 200 km/hora rotan en círculos de 500 a 1.800 km de diámetro, durante varios días o incluso semanas. Los efectos destructivos adquieren su mayor expresión cuando producen inmensos oleajes que se abaten sobre las costas. Si bien los vientos se debilitan al llegar a los continentes, las lluvias que originan pueden causar graves inundaciones.

Un huracán muy devastador fue el Mitch, en 1998. A su paso por Centroamérica dejó alrededor de 30.000 muertos y desaparecidos, y cuantiosas pérdidas económicas, ya que destruyó viviendas, puentes, caminos y gran parte de las plantaciones de café y plátanos.

Al efecto devastador provocado por los grandes tornados o huracanes se lo suele llamar a nivel internacional catástrofe humanitaria y la respuesta de la comunidad internacional es inmediata. Se movilizan las ONO de ayuda en catástrofes y los gobiernos de los países vecinos y de los desarrollados.

Los desastres se presentan con más asiduidad en los países periféricos. De todos modos, los países desarrollados se encuentran siempre involucrados, porque son los responsables de otorgar créditos a los gobiernos damnificados, para que puedan reconstruir la infraestructura mínima para la población y reactivar su aparato productivo.

Tsumani

Los tsunami han causado a lo largo de los años numerosos desastres en comunidades costeras.

Las referencias a estas olas aparecen en tiempos tan lejanos como el de la antigua Grecia y Roma, incluyendo una marejada que azotó al mar Mediterráneo oriental el 21 de julio del 365 y mató a miles de residentes de Alejandría, en Egipto.
http://www.prodiversitas.bioetica.org/images/indon_quake_map416.gif

26 de diciembre del 2004: el terremoto más poderoso en 40 años causa olas que se desplazan miles de kilómetros para golpear las costas de al menos cinco países asiáticos, matando a unas 3.400 personas y afectando a otros millones.

17 de julio de 1998: un terremoto provoca una marejada que azota la costa norte de Papua-Nueva Guinea, matando a unas 2.000 personas y dejando a otras miles desamparadas.

16 de agosto de 1976, un tsunami mata a más de 5.000 personas en la región del Golfo Moro de las Filipinas.

28 de marzo de 1964: un terremoto de Viernes Santo en Alaska causa una marejada que llega a la mayor parte de la costa de Alaska y destruye tres poblaciones. La oleada mata a 107 personas en Alaska, cuatro en Oregón y 11 en California.

22 de mayo de 1960: una oleada de 11 metros de altura mata a 1.000 personas en Chile y causa daños en Hawai, donde fallecen 61 personas, y en las Filipinas, Okinawa y Japón.

1 de abril de 1946: un terremoto en Alaska provoca un tsunami que destruye el Faro de Cabo Norte, matando a cinco personas. Horas más tarde la marejada llega a Hilo, Hawai, matando a 159 personas y causando daños de millones de dólares.

31 de enero de 1906: un terremoto devastador sumerge parte de Tumaco, Colombia, y destruye todas las casas de la costa entre Rioverde, Ecuador, y Micay, Colombia. Se estiman entre 500 y 1.500 los fallecidos.

15 de junio de 1896: el tsunami Sanriku azota a Japón. Una oleada de más de 23 metros de altura alcanza a una multitud reunida para celebrar un festival religioso, matando a más de 26.000 personas.

27 de agosto de 1883: la erupción del volcán Krakatoa genera una marejada que llega a las costas de la cercana Java y Sumatra, matando a 36.000 personas.

1 de noviembre de 1755: el gran terremoto de Lisboa genera una ola de hasta seis metros de altura que golpea a la costa de Portugal, España y Marruecos. Hay decenas de miles de muertos.

LECTURA III

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=154397

CUMBRE EN ARGENTINA

Los desastres ecológicos marcan la cita del clima

07/12/2004 ABEL GILBERT

En medio de voces que predicen futuras catástrofes y otras que, con matizado optimismo, creen que el peligro está lejos o aún puede evitarse, se inició ayer en la ciudad de Buenos Aires la décima Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 10).

Los debates se extenderán hasta el 17 de diciembre, con la participación de unos 6.000 representantes de 148 países entre funcionarios, científicos y ONG. El aumento de la frecuencia o intensidad de tormentas violentas y los tornados, las inundaciones, el retroceso de los glaciares y la elevación del nivel del mar. Es un ejemplo de los temas que empiezan a discutirse, que no parecen invitar a la celebración.

No obstante, la secretaria ejecutiva de la COP, la holandesa Joke Waller-Hunter, dijo, al abrir la conferencia, que ésta se celebra en coincidencia con dos hitos que permitían "mirar atrás con orgullo y hacia adelante con esperanza". Waller-Hunter aludió al décimo aniversario de la adopción de la Convención y a la inminente entrada en vigor del protocolo de Kioto, que compromete a los países industrializados a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

El protocolo regirá a partir del 26 de febrero próximo. Esta "nueva realidad política", según el ministro argentino de Salud y Medio Ambiente, Ginés González García, presidente de la cumbre, fue posible después de que Rusia ratificara el acuerdo.

REFUGIADOS AMBIENTALES Greenpeace no se mantuvo al margen de la cumbre. En pleno corazón político y financiero de Buenos Aires, instaló un arca de madera de 34 metros con el propósito de alertar sobre los riesgos de cambios climáticos en el planeta. Mujeres y hombres de todas las edades, caracterizados como "refugiados ambientales", trataron de subir al arca para simbolizar el apocalipsis que viene si no se rectifican las políticas que, se aseguró, conducen al desastre.